• Consume pequeñas comidas frecuentes a lo largo del día, cada 2 ó 3 horas.
  • Mastica bien tu comida y come despacio.
  • Come en posición semi-sentada en un ángulo de 45º
  • Evita beber líquidos durante las comidas. Consúmelos 30 minutos antes o después y procura que sean fríos.
  • Bebe los líquidos a sorbos o lentamente con popote a lo largo del día.
  • No te recuestes inmediatamente después de comer.
  • Evita los olores que te parezcan fuertes y desagradables.
  • Usa ropa cómoda y procura estar en un ambiente ventilado.
  • Cuando sientas náuseas, respira profunda y lentamente.
  • Realiza enjuagues bucales frecuentemente para eliminar sabores desagradables.
  • Comienza tu día consumiendo alimentos secos y consúmelos a lo largo del día
  • Consume alimentos y bebidas de fácil digestión
  • Evita consumir alimentos fritos, salsas picantes y aderezos hechos con vinagre.
  • Elige consumir lácteos descremados (Bajos en Grasa)
  • Evita consumir alimentos ácidos como zumos de frutas, prefiere sabores 
agridulces:
o Piña, mandarina, mango, ciruela, kiwi, pitahaya.
  • De preferencia no cocines, para evitar que los olores de los alimentos empeoren las náuseas.