• Prefiere comidas con olores y apariencia agradables prueba con:
    • Ensaladas, sopacremas, brochetas, empapelados, horneados, sopas, a la plancha, etc.
  • Realiza pequeñas comidas frecuentemente a lo largo del día.
  • Atiende tu hambre aunque sea fuera de los horarios establecidos.
  • Come los alimentos favoritos y prueba nuevos cuando te sientas bien.
  • Elige frutas cítricas para consumir y/o hacer bebidas con ellas
  • Agrega especias y salsas a los alimentos:
    • Especias: orégano, hierbas provenzales, tomillo, albahaca, laurel.
    • Salsas: mexicana, verde, de aguacate.
    • Aderezos: vinagreta, aceite de oliva, yogurt.
  • Consume las carnes con pequeñas porciones de algo dulce, como salsa de arándano, jalea o puré de manzana, salsas agridulces.
  • Consume caramelos de miel, chicles o pastillas de menta si se siente sabor a metal en la boca.
  • Enjuaga tu boca con agua antes de comer.